Archivo de la etiqueta: Siglo XVI

Galeras en la revista Historia y Vida

En el número 556 (julio de 2014) de la revista Historia y Vida (@historiayvida), el dossier, tema principal del ejemplar, trata sobre las #galeras y la vida a bordo de ellas, los navíos que dominaron el #Mediterráneo durante la mayor parte de su historia. El artículo se centra en los navíos del siglo XVI, época en que se dirimió el control del Mediterráneo entre las escuadras cristianas y las del imperio otomano, el siglo de #Lepanto, la más alta ocasión que vieron los siglos en palabras de Cervantes.

Batalla de Lepanto 1571
Batalla de Lepanto 1571

El primer artículo, “La guerra de Mediterraneo” se inicia con un repaso a la geopolítica de la época para luego desarrollar la organización y operativa de las distintas escuadras al servicio de la corona española y finalmente desarrollar la estrategia que llevó al choque de Lepanto en 1571.

El segundo artículo se centra en la vida a bordo, sobre todo la de los galeotes, la chusma que remaba encadenada a su remo. Suciedad, enfermedades y mala alimentación justifican el título del artículo, “Infierno a bordo”.

Finalmente, hay una bibliografía para los más interesados en el tema:

Anuncios

Las Atarazanas Reales de Barcelona son del siglo XVI

El pasado 1 de marzo se anunció que durante las obras de restauración se ha puesto de manifiesto que la estructura actual del edificio de las Atarazanas Reales de Barcelona se remonta al siglo XVI y no al XIII como se pensaba hasta ahora. Las atarazanas del siglo XIII fueron derribadas en el siglo XVI para ser reconstruidas unos metros tierra adentro aprovechando algunos de los pilares del edificio original y en el mismo estilo gótico, motivo por el que se creía que se trataba del edificio original. Algunos gravados de época medieval ya mostraban las atarazanas en una situación ligeramente más adelantada de la actual.

P1000089

Bajo las atarazanas se han encontrado también restos de una necrópolis romana del siglo I, situada al lado de uno de los caminos de entrada a la ciudad, lugar que anteriormente se pensaba que estaba cubierto por el mar.

Las Atarazanas Reales de Barcelona fueron la base sobre la que se fundó el dominio militar y comercial de la Corona de Aragón sobre el Mediterráneo durante los siglos XIII y  XIV, y de donde salieron parte de las galeras que combatieron a los turcos en la Batalla de Lepanto. Una reproducción de la galera Real de Don Juan de Austria, puede visitarse en su interior. La original fue construida en estas mismas atarazanas en 1568 y fue el buque insignia Español en Lepanto.

p1010186
Popa Galera Real en las Drassanes de Barcelona, sede del Museu Maritim.

Actualmente las Atarazanas Reales son la sede del Museu Marítim de Barcelona.

Entradas relacionadas:

Nueva edición de La Gran Armada

El arqueólogo submarino Colin Martin y el historiador británico Geoffrey Parker publicaron el pasado 20 de Septiembre, más de 20 años después de la primera edición, una segunda edición de La Gran Armada con material que no tenian disponible en la primera edición.

Esta nueva edición surge de un encargo de la BBC y TVE para un documental para el que pusieron como condición que hubiera documentación nueva. Así, para esta edición han podido contar con los resultados de la investigación de 3 nuevos pecios procedentes de la armada en aguas de Irlanda y correspondencia inédita cruzada entre varios de los protagonistas: Felipe II, Mateo Vázquez su secretario, Medina Sidonia comandante de la armada, Juan de Recalde segundo de Sidonia y Antonio de Leyva, sobrino de este último. También han contado con datos procedentes de archivos de la “Public Record Office” inglesa con datos sobre los buques participantes del lado Inglés y legajos del Archivo de Simancas, esa mina de oro, con la documentación relativa a casi todos los navios españoles que participaron en la armada, lo que ha provocado que el volumen de esta edición sea el doble que la anterior hasta llegar a las 672 páginas.

http://rcm-es.amazon.es/e/cm?lt1=_blank&bc1=FFFFFF&IS2=1&bg1=FFFFFF&fc1=000000&lc1=0000FF&t=httpwwwcons0d-21&o=30&p=8&l=as1&m=amazon&f=ifr&ref=qf_sp_asin_til&asins=8408101978
El libro no aporta conclusiones revolucionarias sino que se reafirma en las conclusiones de la edición anterior, la ineficacia de los cañones españoles, las dificultades de coordinación entre Medina Sidonia y el Duque de Parma y el mal tiempo en el camino de retorno de la flota provocaron el desastre de, en palabras de un contemporáneo, “la mayor flota jamás vista desde la creación del mundo”.

Eso si, el precio de venta es la mitad del de la primera edición.

Mas información :

Para saber más :

Entradas relacionadas :

La batalla de la Costa Malabar o Calicut

En Diciembre de 1502 la cuarta flota enviada por Portugal a la Costa Malabar, comandada por Vasco da Gama, se enfrentó a las escuadras del Zamorin de Calicut y de los comerciantes árabes del Mar Rojo que veían amenazado el lucrativo comercio de especias desde la India a Egipto controlado por ellos. La batalla de la Costa Malabar, también llamada de Calicut, posiblemente fue el primer combate naval tácticamente moderno de la historia, o al menos, del primero del que se tiene constancia.

Seguir leyendo La batalla de la Costa Malabar o Calicut

Pecio : La Trinidad Valencera

La Trinidad Valencera formaba parte del escuadrón de Levante de la Armada Invencible, naufragando en la Bahía de Kinnagoe, condado de Donegal, Irlanda, en Septiembre de 1588.

Se trataba de una nave mercante Veneciana, probablemente un transporte de grano, embargado en Sicilia en 1586 para transportar pertrechos de guerra y tropas a Lisboa, donde se estaba reuniendo la armada. A su llegada fue requisado para participar en la expedición y clasificado como un buque de 1100 t con una dotación de 79 marineros y 281 soldados, pertenecientes al Tercio de Nápoles y comandados por Don Alonso de Luzón.

La Valencera, armada con 42 cañones, era uno de los buques más artillados de la armada y parece que tuvo un papel importante en los encuentros librados con la flota Inglesa en el Canal. Al igual que otros muchos buques, los daños infligidos por la artillería enemiga no fueron importantes, pero de suficiente consideración como para provocar su hundimiento en el viaje de vuelta. Separado del resto de la armada y haciendo agua, encalló en la Bahía de Kinnagoe, donde la mayoría de la tripulación y soldados pudo ponerse a salvo. Los supervivientes fueron en su mayoría masacrados por la guarnición inglesa mientras que unos pocos escaparon y otros, incluido Don Alonso, fueron tomados prisioneros para pedir un rescate.

El pecio se localizó en 1971 por miembros del City of Derry Sub-Aqua Club, que localizaron cañones de bronce, anclas y ruedas de carro del tren de artillería de sitio. Dos de los  cañones eran piezas de sitio de 40 libras con marcas que las identificaban con las piezas manifestadas en la carga, lo que permitió la identificación del buque. Posteriormente se realizaron excavaciones dirigidas por Colin Martin con la participación del Ulster Museum.

El casco del buque se construyó usando exclusivamente fijaciones de metal para unir las tracas, método característico en la construcción de cargueros de grano en el Adriático, técnica que permitía muy poco mantenimiento durante la corta pero intensiva vida de la nave, obteniéndose un casco resistente hasta que la corrosión debilitaba el metal, tras unos 10 años, momento en que la nave era remplazada.

Monumento en el lugar del naufragio de la Trinidad Valencera
Monumento en el lugar del naufragio de la Trinidad Valencera

Los restos hallados se conservan en el Ulster Museum.

Puedes ver la situación del naufragio en el mapa de pecios, Océano Atlántico.

Para saber más :

Entradas relacionadas :