Archivo de la etiqueta: Santísima Trinidad

El Santísima Trinidad, una localización casual ?

Tras el anuncio el pasado día 15 de julio de la posible localización del pecio del Santísima Trinidad, me tienta lanzarme de lleno a la especulación y al análisis de la casualidad y la causalidad.

Vaya por delante que este artículo es un puro ejercicio de, repito, especulación y de imaginación desbordada ante la catarata de acontecimientos de este verano en la península ibérica, que mi febril mente no ha podido si no volcar aquí. Es este pues un relato de ficción(o no ?). Empiezo…

Por darle un inicio a este relato lo empezaremos en 2007 cuando una empresa americana se hallaba realizando unas tareas de “exploración” consistentes en localizar los restos del buque de la armada británica HMS Sussex y casualmente localizaron los restos de otro buque, este perteneciente a la armada española, con una carga de 500.000 monedas en metales preciosos. Esas monedas se han valorado en más de 400 millones de euros.

La noticia causó, lógicamente mucho revuelo y dio lugar a muchos reportajes dando a conocer datos sobre el patrimonio arqueológico sumergido en las costas cercanas a la bahía de Cádiz y de su valor monetario.

El oro ha venido aumentando su precio desde 2005 hasta más que duplicar su valor. La debilidad del dolar como moneda de referencia ha provocado que diversos bancos centrales acumulen reservas de oro aumentando su precio. El Banco de España por el contrario se deshizo de más de un tercio de sus reservas de oro en 2007.

En el verano del 2007 se desató una crisis económica y la economía española entro en un periodo recesivo que generó centenares de miles de desempleados, un déficit exterior récord y un déficit público de 100.000 millones de euros.

Y los hechos se aceleran…

El 17 de junio se hacían eco en la revista especializada Atenea de un “documento de la Armada, elaborado con motivo del Plan Nacional de Arqueología Subacuática que llevarán a cabo los ministerios de Cultura y Defensa, destaca que la decisión de preservar del expolio los tesoros hundidos en aguas españolas coincide con un escenario mundial sin precedentes. Y apunta tres razones: el meteórico incremento del precio del oro, que alcanza máximos históricos; la acumulación del metal noble por las principales potencias económicas ante la creciente debilidad del dólar; y la aguda crisis de la economía española”.

El 23 de junio se realizan unas demostraciones de barrido lateral a bordo del buque hidrográfico de la armada Malaspina en colaboración con una empresa española. Al parecer a bordo viajaba un arqueólogo.

El 9 de julio el Ministerio de Cultura y el Ministerio de Defensa firmaron un acuerdo de colaboración para permitir el levantamiento de “Cartas Arqueológicas de pecios, y en particular de los pecios de buques de Estado que se encuentran en las aguas de soberanía o jurisdicción española”. Entiéndase como buques de estado aquellos pertenecientes a la armada y por tanto de titularidad estatal allí donde se encuentren, sus restos y su carga. El acuerdo contempla la posibilidad de la extracción y la recuperación de los pecios, su conservación y traslado a museos y bla, bla, bla… . La noticia se publico en diversas webs oficiales de los diferentes ministerios y medios escritos con vídeo a bordo incluido, señalando lo importante de la recuperación del patrimonio nacional. De las moneditas nada.

El 15 de julio se hace público que a bordo del mismo buque Malaspina se ha localizado (no informan en que fecha) la imagen acústica de un buque que por situación y tamaño podría ser el Santísima Trinidad. El mismo día se publica que la Universidad de Cádiz y el Instituto Hidrográfico de la Marina lo han confirmado dándose prácticamente por cierto. Que eficiencia.

El 16 de julio se reúne en Palma de Mallorca el Consejo Nacional de Patrimonio donde se presentara el Libro Verde sobre el patrimonio cultural subacuático Español. Dicho consejo deberá coordinar al Ministerio de Cultura y las diferentes comunidades autónomas en materia de patrimonio histórico. Casualmente el día anterior se ha hecho pública la noticia de la localización del pecio.

El 16 o el 17 de julio la Universidad de Cádiz saca del baúl de los recuerdos uno de los mayores proyectos de la arqueología submarina de los últimos años a nivel mundial con el Santísima Trinidad como pieza central de un nuevo museo que contempla el salvamento de los restos del buque y su posterior tratamiento y exposición. Este proyecto, hoy debidamente actualizado en el tiempo récord de dos días, ya se propuso en tiempos de mayor bonanza económica y fue descartado, o como he visto eufemisticamente escrito “no consiguió el respaldo suficiente”. Hablando claro, que nadie asumía el coste astronómico que, se sabe, sería necesario.

Espero que hasta aquí la lectura haya sido interesante. Aunque en gran parte conocida , lo sorprendente es la rápida sucesión de hechos ocurrida entre las pruebas con el buque Malaspina y la localización del Santísima Trinidad.

La localización aproximada del pecio era una hecho conocido desde hace mucho tiempo. El mismo proyecto de la Universidad de Cádiz guardado en un cajón desde hace años y la rapidez con que un dispositivo tecnológico español ha localizado el pecio casualmente durante unas pruebas a bordo del Malaspina, demuestran que solo era una cuestión de voluntad(política) y no de si era viable la localización del pecio.

Entonces, por que casualmente ahora ?.

Mi vena especuladora me dice que casualmente alguien se acordó de las moneditas cuando las cosas se empezaron a torcer económicamente y empezó a forjar planes con vistas a mejorar la situación, quizás sin pensar que la Junta de Andalucía tiene las competencias para otorgar los permisos para realizar las prospecciones, es decir, que tiene el control sobre la posibilidad de recuperar 100.000 millones de euros!!.

Como tenemos prisa porque la situación económica es muy mala y todos somos del mismo color político, aquí entra la causalidad necesaria en la localización del pecio. Casualmente encontramos el pecio durante unas pruebas, ergo no necesitábamos un permiso que requeriría un estudio y una tramitación de meses y así ya le hemos enseñado la zanahoria a la Junta, luego llegamos a un acuerdo marco Ministerio y Junta para realizar más prospecciones, tras lo que le damos el pecio y el museo a la Junta y nos llevamos la pasta. Y todos contentos.

Fin de mi relato especulatorio. Se agradecerán ideas, comentarios, rectificaciones, etc…

Ah!, apunte final, espero refloten el pecio y Cádiz tenga un museo de referencia mundial.

Actualización 6 de Agosto del 2009 :

Por aquí apuntan a otra cortina de humo con el Reina Regente.

Anuncios

Posible localización del Santísima Trinidad

La empresa española SIMRAD SPAIN SL informó el pasado día 15 de julio de la posible localización del buque insignia de la flota Española en la batalla de Trafalgar a ocho leguas de la costa de Cádiz.

Santísima Trinidad
Santísima Trinidad

La empresa ha informado de la localización de unos restos mediante un sonar de barrido lateral y que por el tamaño y situación coinciden con la información conocida sobre el lugar de su hundimiento, información que han confirmado la universidad de Cádiz y el Instituto Hidrográfico de la Marina.

De confirmarse la identidad del pecio tras una inspección visual mediante un robot, seguro que el hallazgo hará felices a muchos amantes de la edad de oro los grandes galeones, historiadores, arqueólogos y pronostico un intenso debate político sobre el destino de los restos de un buque tan emblemático, la máquina de guerra más grande y poderosa de su tiempo.

Pregunta, será este el Vasa o el Mary Rose español ? habrá que seguir esta noticia.

Y puestos a especular, una posición aproximada de la situación del pecio… calculada a 40 millas oeste del Cabo Trafalgar. Ya veremos si es correcta.

Entradas relacionadas :

Para saber más :