Archivo de la categoría: Pecio

Entradas relativas a pecios conocidos y estudiados.

¿Un pecio de origen íbero?

Durante el 2012 el CASC ha estudiado los restos del que podría ser el primer pecio descubierto en la Península Ibérica construido con técnicas navales de los íberos. El pecio, datado en el siglo 1 aec. media 12 metros de eslora y navegaba haciendo cabotaje. Se encuentra cerca de la población de El Port de la Selva en la provincia de Girona y se ha bautizado como Cap de Vol por hallarse cerca de el lugar conocido con este nombre. La forma de la quilla, la localización de una moneda íbera y el hecho de que las cuadernas estén atadas con cuerdas, hacen sospechar que se trata de un buque íbero en lugar de romano como se creía en un principio.
El pecio, conocido desde los años 60 del pasado siglo, fue expoliado en 1967 por un grupo de submarinistas belgas que extrajeron el cargamento de ánforas que transportaba, dejando el casco de madera enterrado en una capa de arena. Los arqueólogos realizaron un primer estudio en los años 70 y determinaron que se trataba de un buque romano hundido a finales del siglo I aec.

Trabajos arqueológicos en el Cap de Vol
Trabajos arqueológicos en el Cap de Vol

Los motivos por los el buque se aparta de las tradiciones navales romanas y por las que los arqueólogos creen que se trata de un buque íbero son la forma plana de la quilla, adaptada a la navegación en aguas poco profundas y costas donde no hay puertos y donde las desembocaduras de los ríos hacen las veces de lugares de carga y descarga, al contrario que las costas de Italia, más profundas y con fuertes corrientes. Por otro lado el hecho de que las cuadernas presenten marcas de que se hallaban unidas al casco mediante cuerdas, un sistema propio de punzones con el que aguantar la maderas y la localización de una moneda íbera en la base del mástil, de muy escasa circulación, colocada como amuleto.
De los restos de la carga encontrados en el lugar, se ha precisado que transportaba un cargamento de ánforas de vino procedente de Baetulo, la actual Badalona (muy cerca de Barcelona) con destino probable en Massalia (la actual Marsella).
En próximas temporadas se realizaran más excavaciones en el pecio con el fin de determinar con exactitud el origen del pecio.

Pecio : Boussole y Astrolabe

El Boussole y el Astrolabe ( el compás y el astrolabio ) eran dos buques mercantes comandados por La Pérouse en su expedición de investigación al Pacifico que partió de Brest en 1785. Ambos buques se hundieron en la isla de Vanikoro en 1788 debido a un tifón. La Perouse escogió naves mercantes, siguiendo el ejemplo de James Cook, con el fin de acomodar de la mejor forma posible el equipo de científicos y su instrumental, y los objetos que fueran recogiendo durante el viaje. Ambos buques compartían medidas y desplazamiento, 42 m de eslora, 6 m de manga y 55o t. También fueron construidos en el mismo año, 1782. Para la ocasión, fueron inscritos en la armada francesa como fragatas.

El destino de los buques de La Pérouse fue un misterio hasta 1826, en que un comerciante irlandés encontró restos de objetos europeos en la isla y llevó la noticia a Europa de que se trataba probablemente de los restos de los supervivientes de los buques de La Pérouse. Según los nativos de la isla hubo supervivientes del naufragio, pero ninguno de ellos permanecía vivo 38 años después. Según el historiador francés Alexandre François, que ha investigado las leyendas locales sobre el naufragio, hubo unos 50 supervivientes que o bien fueron muertos y consumidos por los nativos, murieron de enfermedad o partieron en barcas construidas con los restos de los buques. En el año2005, una expedición francesa encontró un sextante del siglo XVIII que pudo ser identificado como uno de los instrumentos que había a bordo del Boussole, poniendo fin a cualquier duda sobre el destino de la expedición.

Como curiosidad, se dice que la última pregunta de Luis XVI, patrocinador de la expedición, antes de ser guillotinado fue si habían noticias de monsieur La Pérouse.

Entradas relacionadas :

Pecio : La Trinidad Valencera

La Trinidad Valencera formaba parte del escuadrón de Levante de la Armada Invencible, naufragando en la Bahía de Kinnagoe, condado de Donegal, Irlanda, en Septiembre de 1588.

Se trataba de una nave mercante Veneciana, probablemente un transporte de grano, embargado en Sicilia en 1586 para transportar pertrechos de guerra y tropas a Lisboa, donde se estaba reuniendo la armada. A su llegada fue requisado para participar en la expedición y clasificado como un buque de 1100 t con una dotación de 79 marineros y 281 soldados, pertenecientes al Tercio de Nápoles y comandados por Don Alonso de Luzón.

La Valencera, armada con 42 cañones, era uno de los buques más artillados de la armada y parece que tuvo un papel importante en los encuentros librados con la flota Inglesa en el Canal. Al igual que otros muchos buques, los daños infligidos por la artillería enemiga no fueron importantes, pero de suficiente consideración como para provocar su hundimiento en el viaje de vuelta. Separado del resto de la armada y haciendo agua, encalló en la Bahía de Kinnagoe, donde la mayoría de la tripulación y soldados pudo ponerse a salvo. Los supervivientes fueron en su mayoría masacrados por la guarnición inglesa mientras que unos pocos escaparon y otros, incluido Don Alonso, fueron tomados prisioneros para pedir un rescate.

El pecio se localizó en 1971 por miembros del City of Derry Sub-Aqua Club, que localizaron cañones de bronce, anclas y ruedas de carro del tren de artillería de sitio. Dos de los  cañones eran piezas de sitio de 40 libras con marcas que las identificaban con las piezas manifestadas en la carga, lo que permitió la identificación del buque. Posteriormente se realizaron excavaciones dirigidas por Colin Martin con la participación del Ulster Museum.

El casco del buque se construyó usando exclusivamente fijaciones de metal para unir las tracas, método característico en la construcción de cargueros de grano en el Adriático, técnica que permitía muy poco mantenimiento durante la corta pero intensiva vida de la nave, obteniéndose un casco resistente hasta que la corrosión debilitaba el metal, tras unos 10 años, momento en que la nave era remplazada.

Monumento en el lugar del naufragio de la Trinidad Valencera
Monumento en el lugar del naufragio de la Trinidad Valencera

Los restos hallados se conservan en el Ulster Museum.

Puedes ver la situación del naufragio en el mapa de pecios, Océano Atlántico.

Para saber más :

Entradas relacionadas :