El perfilador de fondo marítimo

El perfilador de fondo marino o del subsuelo marino es una herramienta utilizada para trazar una imagen de los sedimentos o restos enterrados bajo el fondo marino.

Historia

Los perfiladores son un desarrollo inesperado de los primeros sistemas de sonar utilizados para obtener la profundidad del mar bajo el casco de un buque. Los primeros aparatos de sonar solo tenían potencia suficiente para detectar el eco del fondo marino, pero al ir aumentando la potencia de los aparatos se observó que las ondas podían penetrar en el fondo y reflejar la capa de los sedimentos.

A finales de los años 50 del siglo XX el profesor Harold E. Edgerton colaboró con Jacques Cousteau para sumergir una cámara a las zonas más profundas del océano. Con el fin de situar correctamente la cámara cerca del fondo, se instalo en la misma un transductor que emitía a altas frecuencias. Edgerton observó que el sonar registraba diferentes capas de sedimentos. En octubre de 1967 se utilizó un perfilador junto a un sonar de barrido lateral para localizar al Mary Rose hundido en 1545.

Funcionamiento

Se utiliza emitiendo pulsos acústicos de corto alcance directamente hacia el fondo marino. Los ecos devueltos se procesan electrónicamente para formar una imagen a la que se llama perfil del fondo marino. Las imágenes obtenidas son, para hacernos una idea, como la vista lateral de una lasaña, que nos muestra las diferentes capas de que esta compuesta. Así, la imagen del perfil obtenida nos mostraría las diversas capas de sedimentos y, en el caso de haberlas, anomalías que señalarían posibles restos arqueológicos.

Arriba imagen obtenida con un sonar de barrido lateral. Abajo la imagen obtenida con el perfilador. La flecha azul de la imagen superior, señala por donde ha pasado el perfilador. Aurora Trust
Arriba imagen obtenida con un sonar de barrido lateral. Abajo la imagen obtenida con el perfilador. La flecha azul de la imagen superior, señala por donde ha pasado el perfilador. Aurora Trust

El alcance y la calidad de la imagen obtenida dependen de la frecuencia acústica utilizada. Las ondas cortas penetran más profundamente en los sedimentos, pero la resolución de la imagen es más baja. Al revés, a más altas frecuencias la penetración es menor y la calidad de la imagen mayor. Por lo tanto, la frecuencia acústica a utilizar deberá partir de un compromiso entre la profundidad a la que deseemos llegar y la calidad de la imagen que deseemos obtener. En el uso con fines arqueológicos, se suele utilizar frecuencias relativamente altas, entre 5y 20 kHz, ya que los restos no suelen estar enterrados a demasiada profundidad, mientras que en prospecciones petrolíferas las frecuencias usadas son mucho más bajas para obtener una mayor penetración.

Al revés que un sonar de barrido lateral el perfilador no cubre un área extensa y las imágenes obtenidas son más difíciles de interpretar, por lo que no es efectivo como una herramienta de búsqueda. La mayor utilidad se obtiene al utilizarlo para obtener la dimensión aproximada de un objeto enterrado del cual ya se conoce aproximadamente la situación, obtenida previamente con el barrido lateral.

Entradas relacionadas :

Anuncios

2 comentarios en “El perfilador de fondo marítimo”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s