El modelo del negocio pirata en Somalia

Aunque no entra exactamente dentro de la temática de este blog, no he podido resistirme a publicar este fascinante extracto del informe, traducido del Ingles, presentado al Consejo de Seguridad de las naciones Unidas el pasado martes por el grupo de Vigilancia en Somalia de las Naciones Unidas, acerca de la organización empresarial de la piratería en Somalia.

En una operación pirata básica se requiere un mínimo de entre 8 y 12 piratas preparados para permanecer en el mar por un periodo prolongado de tiempo, con la esperanza de secuestrar un buque en transito. Cada equipo necesita de 2 lanchas de ataque, armas, equipo, provisiones, fuel y preferiblemente una nave de aprovisionamiento. Los costes de la operación suelen ser sufragados por los inversores, algunos de los cuales también pueden ser piratas.

Para ser seleccionado como pirata, el voluntario debe poseer un arma de fuego para su uso en la operación. Por esta “contribución”, recibe un dividendo de “clase A” sobre el beneficio. Un pirata que proporcione una lancha o cualquier tipo de arma más pesada, como un lanzagranadas o ametralladora, puede ser beneficiario de un dividendo de clase A extra. El primer pirata en abordar un barco, puede ser premiado con otro dividendo de clase A extra.

Al menos otros 12 voluntarios son reclutados como milicianos para proporcionar protección en tierra a un buque secuestrado. Además, cada miembro del equipo en el mar puede traer un socio o familiar para formar el equipo de tierra. Estos voluntarios deben poseer su propia arma y reciben un dividendo de clase B, usualmente un importe fijo de unos 15.000 usd.

Si un buque es secuestrado con éxito y amarrado, los piratas y milicianos necesitan comida, bebida, cat, ropa limpia, teléfonos, etc. La tripulación capturada también tiene que ser atendida. En la mayoría de los casos estos servicios son proporcionados por proveedores, que adelantan los costes en previsión a su reembolso, con un significativo margen de beneficio, una vez se pague el rescate.

Cuando se recibe el rescate, los costes fijos son los primeros en ser saldados. Típicamente son :

  • Reembolso a los proveedores
  • Financiación o/y inversores : 30% del rescate
  • Los ancianos locales : 5 a 10% del rescate como derechos de amarre.
  • Dividendos de clase B (aprox. 15.000 usd cada uno): milicianos, interpretes, etc.

El importe restante , el beneficio, es dividido entre los beneficiarios de dividendos de clase A.

Esto es capitalismo es estado puro, sin intervención estatal, sin impuestos, tan solo una oportunidad de negocio aprovechada.

El informe completo se encuentra aquí. El texto traducido en la página 99.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s